lunes, 9 de noviembre de 2009

FIEBRE DE SABADO EN TRASNOCHE

La increíble historia de “La canción es la misma”, la película de Led Zeppelin que estuvo en cartel durante 11 años

Fernando García

(Suplemento Sí, 30 de mayo de 1997)

“Valores comerciales: Trabajará especialmente con la juventud amante de la música rock. La prohibición para 18 la privará de espectadores potenciales”

(Recomendaciones para la exhibición de La canción es la misma según El Heraldo Cinematografista, 1978)

Durante once años ininterrumpidos, algo más de quinientas funciones y tres gobiernos distintos—dictadura militar, Alfonsín y Menem—La canción es la misma, la larguísima película de Led Zeppelin, trabajó especialmente con la juventud amante de la música rock al punto de transformar el espacio que el cine Lara ocupaba en el 1221 de la Avenida de Mayo en una cápsula que orbitaba según su propio sistema, casi ajeno a cualquier interferencia exterior. Si en los primeros años fue el ansia de ver algo de Zeppelin en vivo—“Ahora, los fanáticos porteños podrán oír el sonido salvaje del grupo desde la banda sonora”, dijo Clarín entonces--, con el correr del tiempo los chicos de la trasnoche terminaron de armar su propia película. Que tuvo su primera función el 16 de setiembre de 1978 y la última, el 30 de diciembre de 1989.

Los ciento treinta y siete minutos que mezclan una noche de Zeppelin en el Madison Square Garden de Nueva York con los “pasajes fantásticos y delirantes que describen la vida privada y la personalidad del afamado conjunto inglés”--léase: Robert Plant capitán de un navío galés o un Jimmy Page vuelto druida—aterrizaron a todas luces en Buenos Aires en el cine Lorena el 24 de mayo del 78 y en pocas semanas dieron con el ring de sus trasnoches rockeras. Allí, La canción es la misma le ganó a todas: a The Wall (Select Lavalle), Woodstock (Ritz de Belgrano), y Tommy o Yessongs (Arte). No hay lugar en el mundo donde haya estado tanto tiempo en cartel. Al punto que en su visita de 1995, Page y Plant quisieron conocer esa fuente de mitos que supo ser el Lara, en un edificio hecho a imagen y semejanza de Madrid.

“Volumen a fondo y parlantes traseros”. Esas fueron las instrucciones que recibió Jorge Plata (52) cuando se hizo cargo de proyectar la película. Hoy, atrincherado en el cine Lorca, el hombre de impecable uniforme abre la puerta de la trasnoche. “La puta madre, es increíble lo que pasaba con esa película. Yo no entendía nada, nunca me había llamado la atención el rock. Pero esa primera noche cuando largué el rollo y escuché a seiscientos monos gritando desaforadamente, quedé loco”. A tal punto que este tanguero, al que los zeppelines (así recuerda a los fans) le gritaban “gallego, no cortés la película”, se tomó durante tres meses el trabajo de armar una copia con las dos disponibles que tenía Warner sólo porque “había un salto de tres cuadros enEscalera al Cielo, que es el mejor tema”.

En los siete años en los que Plata fue, sencillamente, “el gallego que pasaba la película” desfilaron: una chica que improvisó un strip tease en la primera fila, nubes de humo que escapaban por el techo corredizo del Lara y baldazos de agua que bajaban desde los pisos vecinos, pibes que se quedaban“desmayados” en la sala y eran cuidadosamente depositados en la puerta, cirugía mayor en las butacas y una banda de Valentín Alsina que quiso entrar con las motos al cine.

Las quejas de la Asociación Amigos de la Avenida de Mayo llevaron a los dueños del cine a prohibir que se fumara en la sala y con eso se fue parte del ritual que transformaba cada trasnoche de La Canción es la misma en un territorio liberado. En las últimas temporadas, dos policías de civil caminaban por los pasillos para evitar desbordes. La convocatoria fue bajando hasta que se decidió levantar el film aun cuando los derechos habían vencido. “Cuando nos tocó limpiar las fotos de los vidrios se nos caían los lagrimones. Yo quise guardarme algo pero se rompió todo, habían estado pegadas once años”, dice Plata.

Once años en un cartel que fue de Jesús de Nazareth a Batman, y en los que se produjo un fenómeno inédito hasta entonces: gente que le hablaba a la pantalla y que en voz alta, a los gritos, armaba y desarmaba un guión inexistente o suponía que en el proyector había un gallego, en Jimmy Page un brujo y en el manager un gordo hijo de puta. Tipos que, siempre, habían visto la película una vez más que todos los demás…

16 comentarios:

  1. “Cuando nos tocó limpiar las fotos de los vidrios se nos caían los lagrimones. Yo quise guardarme algo pero se rompió todo, habían estado pegadas once años”, dice Plata.

    No serìa una blanca mentira?
    Mirà lo que tengo guardado hace años y lo conseguì en el antiguo Parque Rivadavia un domingo a la mañana cuando ya habìan pasado unos cuantos mese que habìan sacado la pelicula:
    foto 1:
    http://img188.imageshack.us/img188/1035/lz01.jpg

    foto 2:
    http://img188.imageshack.us/img188/5295/lz02.jpg

    Saludos.
    Claudio.

    ResponderEliminar
  2. No sabia nada del cine Lara siendo que ya escuchaba Zeppelin antes que la sacaran de cartel (conocí Zeppelin a los 13 en el '91).
    Pero la verdad que luego de la frase del gallego: "esa primera noche cuando largué el rollo y escuché a seiscientos monos gritando desaforadamente, quedé loco", se me piantó un lagrimón!
    A todos los que sienten algo único escuchando Zeppelin, un saludo!

    Emystein, invitado por Petter Capusotto.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo dijo...
    Nunca fui al cine Lara, x una cuestion de edad. Asi que no vivi esas maravillosas experiencias, pero soy fan de Zep, los AMO, y me emociona muchisimo todo lo que cuentan. Muchas gracias!!!!

    Lorena

    ResponderEliminar
  4. Ir al cine Lara realmente era magico. realmente era bancarse el frio. Salia de un barrio bonaerense donde no pasaba nada y vivias escapandote de la lancha todo el tiempo.
    Salia y esperaba impaciente el 86 ( el del boleto de la muerte) ese mismo que no llegaba nunca y tardaba como dos horas para llegar a capital el unico nexo que tenia con la gran ciudad,donde estan las mejores piernas jajaja.
    Era conseguir el jhoni para tener locura y deborarse la pizza ugui a la salida del cine para matar el bajon.
    Fui muchas veces porque fue lo mejor que me paso en aquellos años.
    Tenia que conseguir en la feria americana el mejor oxfort(pa engancharse a la mejor minita) y estrenar la remera del super angel que solo se compraba en jhon lennon o se la pedia prestada a algun amigo.
    En confesion , no hiba al cine Lara sino que hiba a ver a los LED ZEPPELIN. Jean y Flores Y alguna tukita.
    No recuerdo cuantas veces grite "Gallego" pero fueron muchas. siempre habia algo nuevo de la cinta que no habia visto. Bailoteaba la cabeza permanentemente. cantaba al unisono con roberto. Me hermanaba con la tribu y sotenia las utopias. En la nave me sentia protegido por la magia. mientras buenos aires no hacia otra cosa que pecar jajaja.

    ResponderEliminar
  5. guillermo de avellaneda20 de diciembre de 2009, 14:12

    la primera vez todo fue sorpresa, con amigos a fines del 78. me reia del ambiente, del humo y de los vagos que se adelantaban a la pelicula. La segunda vez fue con mi novia (hoy mi esposa) y ahi ya era yo quien gritaba "la puertita" cvuando el bonzo iba a bajar del auto y puteaba a Grant, sin saber porque y saltaba desaforado cuando el mejor musico de la historia giraba la cabeza regalandonos su mirada laser. Me bancaba estoico las groserias eroticas que mi novia le despachaba a plant y no me cansaba de repetir que musico de la hostia era jones, Despues de The Song... mi coleccion de albumes de Zeppelin crecio y se duplico, Hoy treinta años despues, los vinilos duplicados descansan intactos en sus sobres, los posters se decoloraron, el dvd ya casi no reproduce esa obra, Pero las noches del Lara... esas viviran para siempre en mi corazon

    ResponderEliminar
  6. Holaaaa, cuando mi hermana me dijo que entre en la hermandad del lara ensiguida me dije, del cine lara, siiii fue así, no puedo creeer, que bueno, fui, no se muchisimas veces, la primera vez asumia Alfonsin, si si creo que si, me llevó mi hermana, zeppelinera al mango por supuesto que yo también desde muy chico, tenía 13 años, pero desde no se tipo 6 7 ya los escuchaba por mis hermanos, recuerdo que fue un klic cuando escuché escalera al cielo, mi hermano mayor se bañaba y ponia el grabador siiii ni cd ni centro musical el grabador, a los mangos con Zep que bueno desde ahi nunca deje de escucharlos, y el cine fuaaaa con mi hermana fuimos pila de veces, antes teniamos que tomar unas quilmes en el bar del tio, los gallegos, un par de cuadras del cine, en la esquina y como nosotros varios, que ya sabiamos nos veriamos dentro, despues fui llevando amigos que no sabian del lara, y asi pilas de veces, varios se engancharon y no dejaron de ir, que bueno recordar esos momentos, que pelicula, que bueno ir y reencontrarse con gente a la cual la veias ahí,y siii recuerdo el cartero, pichuco (anibal troilo)se acurdan el gordo, el gritarle a Jimy que se diera vuelta, el bonsito tocando la bata, que lo pario que recuerdos, esas epocas donde buee se hacia todo con onda, despues a la salida caminar 40 cuadras para tomar el 111 que bondi puto hasta ahora me cuentan que sigue igual pasa cada 2 hs. y encima por ahi venia lleno y no paraba el hijo de p..... y 2hs. más pero todo por Zepp que bueno. un saludo el bruja de san martin vm-.rody

    ResponderEliminar
  7. desde el 79 al 81 fui 17 veces y siempre era algo nuevo cierta vez descargue el matafuego del cine o me paraba en la butaca a putearlo a grant una ves me echo la policia y cobre por tirar petardos que epoca hermosa ANECDOTA:en la colimba a mi bolso le puse led zeppelin y el nabo de un cabo gritaba soldado le zepelin le zepelin cuando me di cuenta lo fui a buscar y me pregunto mi nombre y le dije led zeppelin y me arresto por sordo

    ResponderEliminar
  8. fui habitue en la epoca de la dictadura, con el rati parado al lado del que te pedia la entrada. Aun recuerdo Polifemo sonando al mango antes de la pelicula (un volado con un grabador gigante al hombro bailando frente a la pantalla).
    Que recuerdos, estoy de visita en Baires y entre a buscar la direccion del Lara, estaba hablando de esta epoca con mi sobrino, hoy a mis 52 aun siento esa musica y esas imagenes dando vueltas por el cine. Esta de mas aclarar que tengo el video, fue lo primero que compre cuando me instale en USA. Saludos, gracias por el recuerdo.

    ResponderEliminar
  9. felicito al que ideo este blog !!!
    noches historicas en el lara ( hoy un banco )
    corrignme pero creo que la peli empezaba a las 0:45 y terminaba a las 2:45.recuerdo que habia algunos caretas ( con buena onda eehh ) que no sabian donde se metian, habia noches que el ambiente era denso en serio, habia gente muy sacada. despues comento mas porque tengo miil anecdotas... un abrazo a todos los zeppelineros

    ResponderEliminar
  10. POR PRIMERO YO DESPEGUE ESOS CARTELES Y QUISAS CON MIS ONCEAÑOS LAS LAGRIMAS SE ME CALLERON AMI , CREO QUE VOS NO LAS DESPEGASTE, ES MAS ESOS DOS POLICIAS SI ERAN Y QUISAS LO SON TODAVIA O PORAY YA NO LO SON MAS PERO , LOQUE PUEDODECIRTE ES QUE CUIDABAN DE USTEDES Y DE LA SALA QUE TANTO BRINDO POR AÑOS .. BUENO YO TE PASO A COMENTAR ESTO PORQUE TAMBIEM AVIA UN TERCERO QUE ESTAVA EN LA PLATEA JUGANDO AL BUCHE ERA YO EL HIJO DEL OPERADOR DE CINE OSEA YO CON SOLO 11 AÑOS APUNTAVA MI LINTERNA SOBRE LA CAVEZA DE ESE SUJETO QUE FUMABA Y QUE PORAY TODO PODRIA SER ALGO COMO CROMAÑON O MENOS . O QUIZAS ESSAAS PELEAS EN EL BAÑO. ASTA QUE LLEBABAN ARMAS COMO UNA LLAVE DE FUERZA DE MECANICO PARA COLPEAR A ALGUIEN , Y DEJAR DE VIAJAR CON ESA MUSICA HERMOSA POR SOLO UN PAR DE GOLPES O UN AJUSTE DE CUENTAS QUE NADA TENIA Q QUE VER CON ZEPELLIN ,, Y YO CON SOLO 11 AÑOS ME ICE CASI FANA DE ESTA BANDA Y HAY CON MIS 35 AÑOS SIGUE VIJENTE EN MI VIDA ENTONS,, SI NOS JUNTAMOS TODFOS Y PONEMOS LA PELI VENDRAN.... QUE EN NOSOTROS FORMAR ESO YO PUEDO LOGRAR CONSE4GUIRLA CONSIGAN LA SALA JORGE ANTONIO LATA AGUANTE ZEPELLIN

    ResponderEliminar
  11. Ojo al piojo.....es buena idea la del comentario anterior. Sería genial un re-estreno (aunque sea por una noche) para darle un justo homenaje a esa pelicula que nos unió a la mayoría de cuarentones que visitamos este blog. Hablemos con Cristina y ZEPPELIN PARA TODOS !!!

    ResponderEliminar
  12. Soy El Tano Robertino de Flores, coleccionista y fana de Zeppelin desde los 14 años (1976) y ya tengo 50. Recuerdo haber ido al Lorraine cuando se estrenó en el 77 o 78 y no me dejaron entrar por menor de edad. Me volví llorando en el bondi porque en Argentina no teníamos manera de ver imágenes en movimiento de ninguna banda, sólo fotos de la revista Pelo las cuales forman parte del inicio de mi vasta colección de Zepp. Ver a esos pibes tocando “en vivo” era como conocer a Jesús en persona y no exagero. Cuando la pasaron al LARA los controles eran mas blandos (seguramente por razones económicas y para evitar bardos –muy frecuentes).
    Los recuerdos se amontonan desde el viaje en el 86 desde Flores, muy especialmente desde Pumper donde “residiamos” unos 30 rockeros/stones (Stones era por lucir pilchas de Little Stone y nada que ver con la banda, ok?) que decidíamos si ir al LARA o a bailar al Portugues, Casa Suiza, Maza, Pinar de Rocha, etc y sábado por medio ganaba el LARA. Conocí la 38 gracias al delito de parecer rockero, una vez nos llevaron a todos (los 30 y pico) caminando a la 38 y estuvimos 6 horas solo para que nos fichen luego otras dos para que vinieran los viejos a retirarnos. La ví 14 veces desde el 78 y la ultima fue en Dic del 89 en la última función, en mi coleccion figura la entrada de ese día y tambien el volante del año 79. Recuerdo sobre la piel el rechazo del barrio cuando nos veía a todos sentados contra la pared en fila ocupando media cuadra esperando poder entrar la cine comiendo Cerealitas y fumando Parissienes como única cena, vestidos de jean bombilla con topper rojas o negras y remeras pintadas a mano (las estampadas sólo se conseguian en el Jardin de Oscar de la Galeria Jardin y eran caras) o los stones con carpinteros, jardineros Lee, morral, tejanas y pañuelos bandana al cogote. Todos en comunidad y unidos por una sola pasión. Iba con mi amigo Sergio Val (batero de Los Violadores, CODA, Nave Madre Tributo a Zepp), el ciego, Beto, Norberto, Fabiana, Nancy y todo Pumper de Flores.
    El infaltable patrullero en la puerta y a veces el REO 11-14 de los “verdes” por si decidían cargar a unos cuantos por portación de pelo largo, vestimenta inadecuada u olor a yerba en el aire.
    Ya adentro era adrenalina pura, la cola para entrar con los comentarios de las escenas que de memoria recitábamos, los gritos de las minas cuando enfocaban el nido erótico de Plant, los nuestros cuando Page hacia el semi-circulo de espadas, superponer las voces en partes como “FI FA FO FUM I smell the blood of an Englishman” de Jones o “It is Tomorrow!!! Tomorrow, Tomorrow”, los ojos rojos de Page con el organito en la laguna de su casa o Plant simulando un rey dorado cabalgando con la princesa que era linda como nadie puede serlo, y como olvidar al Bonzo con su drugscar o arriando un toro que no le daba bola.
    Los cortes de peli eran de todas las funciones, el olor a chala, algún poli de civil por los pasillos y alguna vez descontrol con butacas rotas y corridas.
    La semana siguiente era todo Zeppelin en la escuela, los recreos repasando detalles imperceptibles que se renovaban cada función, una mirada de Page al Bonzo, un gesto de Plant, y fundamentalmente algún mensaje subliminal de orden ocultista que quedaba a la libre interpretación de cada uno de nosotros potenciado por el fanatismo de Page por Aleister Crowley. Para los normales eran una secta, para nosotros era “open mind”, era someter la mente adolescente a las más fascinantes fantasías y vuelos, sin drogas, solo escuchando su musica.
    Continua en el mensaje siguiente

    ResponderEliminar
  13. Viene del mensaje anterior
    Yo acuño un pensamiento que no me canso de repetirlo: Los Zeppelinianos somos los talibanes del rock. Sabemos que no hay banda en el universo que pueda empardar siquiera la obra de Led Zeppelin, sabemos que cientos de bandas gloriosas de ayer y hoy copiaron/se influenciaron de su música y luego fueron grandes. Sabemos que hay que tener mucho coraje para cerrar una banda planetaria con solo 10 años de vida y en la cresta sin pensar en beneficios económicos o gloria eterna como han hecho y harán muchas bandas archiconocidas.
    Esa decisión nos privó de su música nueva desde hace 32 años pero nos enorgullecemos de que hayan sido fiel al amigo que se fué y a su familia.
    Espero algun día poder reunirnos en alguna sala y ver la peli de nuevo.
    www.ledzeppelindeltano.blogspot.com o ledzep62@hotmail.com.ar

    ResponderEliminar
  14. Así fue tal cual, yo vi esta película 37 veces y 32 con mi amigo Tito. Éramos una banda que venía de Villa Madero a ver esa película todos los sábados a la medianoche. Los gritos, los cantitos como “cuidado con la paloma que caga” se cortaba la película cada dos por tres y le gritábamos al gallego “depilate el culo que subimos” fue una fiesta y una liberación en pleno gobierno militar. Eso y las películas de la Coca fue lo que nos mantuvo vivos durante esos tiempos. Infinito e inmortal.

    ResponderEliminar
  15. A quién no le dan ganas d llorar un poco ? Ni idea cuántas veces fuí pero fueron muchas desde el 83 hasta el final. Ir a ver The Wall ó Tommy ú otras q estuvieron durante años en cartel como Heavy Metal ( la d dibujos ) y Rumble Fish, eran todas citas obligadas d la mayoría d los sábados a la noche en los 80's, juntarnos en la galería d Lavalle, ir a una pizzería y después al cine. También iba casi siempre solo a los demás cines d Av. d Mayo a ver los clásicos como Mad Max y Blad Runner q pasaban d a 3. Pero sin dudas en el cine esta fué la q más veces fuimos a ver c la banda d Barracas.
    Alejandro A. Blanco

    ResponderEliminar
  16. Bueno hola conosco mucho de esa pelicula no recuerdo mi edad pero era nuy chico y recuerdo el estar en la escalera del cine lara mirando a esas personas jovenes con sed de rock eterno y mi viejo (el gallego) me decia del pullman un lugar privado que no se den cuenta de vos jorge y me iva corriendo a la cavina de proyeccion donde se le daba vida a led zeppelin.. y escuchava de fondo pendejo sos el hijo del gallego no jodas con la linterna aterrorisado subia a la cavina y me resguardava vajo la lupa del gallego y como unio cada parte de la pelicula que el solo trasformo y tambiem vi la parte del strip treace como lo logro unos pocos se quejaron de eso. Yo me dedicava a apuntar con una linterna especial de seis pilas enormes recuerdo que esa linterna era mi arma la cargava como un fucil poñendole las pilar teniamos en la cavina un cargador de pilas muy viejo para los acomodadores. Pero despues de las 24 me pertenecia era mi bunquer de gerra la cavina mucha electricidad el olor a asetona para pegar peliculas los ruidos de los proyectores chifligos y gritos agitanto un clima de rock puro y yo mirava a mi viejo (el gallego) que de gallego no tenia nada jejeje se combertia en el dios del rock y las palomas de la cancion es la misma rodava en el cine lara yo vajaba al pullman y empesava mi trabajo obcervar a los que fumaban esos sigarros prohibidos o los comunes y mi trabajo era apuntar la linterna donde sucedia semejante desorden yo tenia mejor perpectiva y los dos policias miravan el ass de la linterna y lo sacaban de la sala solo para decirle que no se fumava dentro de ella nadie creo que no se quedava sin funcion
    No se en realidad no me dejavan vajar a mi y si alguien quedo afuera pr mi culpa pido disculpas el gallego y yo eras del mismo escuadron hoy mi viejo jorge mario lata (no jorge plata) como puso el narrador osea el gallego me enceño a pasar la pelicula y un dia que el fue dios yo pase a ser jesus.. y me comberti en el galleguito jejejeje la pase mucho tiempo la trasnoche y no salia con mis amigos por ser jesus me gustava mucho era muy exitante sabia cuando se subia a fondo el volumen cuando prender y apagar las luces del lara y durante mas de 6 años o mas jugar en un cine jejejeje como te sentirias jugar en un cine vivir porque tambiem e dormido alli por arreglar las instalaciones con mi viejo el gallego dios que epocas... me encantaria volver a poder pasar esa pelicula ojala dios quiera o el gallego jorge mario lata jorge antonio lata hijo

    ResponderEliminar